jueves, 20 de octubre de 2016

AYUDA HAITI



TAMBIEN PUEDES REALIZAR TU DONATIVO ON LINE EN 



Seis años después del terrible terremoto, Haití ha sido devastada por un nuevo desastre natural: el huracán Matthew, de nivel 4, que golpeó a la isla el día 4 de Octubre causando muerte y destrucción. Haití es uno de los países más pobres del mundo y aún estaba en reconstrucción por los daños causados ​​por el terremoto de 2010. Unas 55.000 personas todavía vivían en tiendas de campaña y refugios improvisados, ​​y ese número ahora ha aumentado. Según datos de UNICEF el riesgo de epidemia de cólera debido a la escasez de agua potable ha aumentado en estos días a causa del agua desbordada por las alcantarillas. Ya antes del huracán, sólo 1 de cada 3 personas tenían acceso a letrinas adecuadas, y 2 de cada 5 personas tenían acceso al agua potable. Ahora el cólera y la Zika se están propagando a gran velocidad; además, las inundaciones y los hundimientos del terreno han provocado grandes daños a casas, carreteras, puentes, escuelas y campos de cultivo.
Las Hijas de María Auxiliadora están presentes en el Sur de Haití que ha sido la zona más afectada por el huracán. Concretamente se encuentran en "Los Cayos", "Anse-à-Veau", "Port-au-Prince", "Jeremie" y "Jacmel”.
Nuestras Hermanas nos comunican que el huracán Matthew ha acabado no sólo con vidas humanas, sino también con el 90% de la costa sur, destruyendo hogares y vegetación e inundando los pueblos. Las viviendas haitianas están construidas principalmente de hojalata; inevitablemente estas han sido barridas por la lluvia y el viento, dejando a más de 200.000 familias sin techo sólo en las zonas de Port-au-Prince y Jacmel.
Las Hermanas Salesianas nos hacen saber que en muchas zonas no hay electricidad, agua corriente ni alimentos, y también tienen necesidades de asistencia sanitaria y educación. La principal emergencia sigue siendo la de proporcionar un techo a tantas personas que se han quedado sin casa. Algunos de los centros educativos de las Salesianas que han sufrido menos daños, se han convertido en lugares de acogida para estas familias y en este momento necesitan nuestra ayuda.
En la misión de Anse-à-Veau se encuentran 50 personas acogidas. En este momento un objetivo fundamental de esta Misión es salvaguardar a los niños y las chicas que han perdido a sus seres queridos y sus hogares, y sobre todo protegerles contra la violencia y el abuso sexual, peligro que ha aumentad tras el desastre natural.
Nos piden ayuda para reconstruir las casas de los más vulnerables, para que puedan tener un lugar seguro para dormir. Para reparar los techos de las casas más pequeñas necesitan alrededor de 30 o 40  chapas laminadas, por un importe de 1.000 $ cada casa. 
Además, los hogares necesitarán colchones, utensilios de cocina y estufas, con el fin de crear un entorno que se pueda llamar hogar.
Cada familia necesita 1.500 $ (aproximadamente 1.350 €) para reparar el techo y comprar los utensilios básicos
Queremos ayudar por lo menos a DOS FAMILIAS en gran dificultad, por un total de 2.700 €
En esta fase inicial de reconstrucción de la sociedad Haitiana, una ayuda rápida puede marcar la diferencia.
PUEDES COLABORAR A TRAVÉS DE VIDESSUR ONGD
Cada euro va directamente a las Hermanas Salesianas en las Misiones de Haití para ayudar a reconstruir este País tan herido.
Contamos con su solidaridad. ¡Gracias!