martes, 27 de febrero de 2018

Si compartes tu experiencia, multiplicas tus riquezas

El pasado jueves 22 y viernes 23, Jaime Fernández, Voluntario de Videsur compartió su experiencia de Voluntariado internacional en Costa Rica con los alumnos del colegio Mª Auxiliadora de Jerez de la Frontera y con los jóvenes de la Asociación Juvenil “El Escalón” de la casa de Sor Eusebia, en Sevilla.
“Lo que me impulsó a hacer esta experiencia es el querer ser mejor persona, transformar mis pobrezas en riquezas y compartirlas”. Esa es la frase con la que Jaime comenzó a compartir y con la que lanzó la primera de las reflexiones ¿Cuáles son vuestras pobrezas?, ¿Cuáles son vuestras riquezas? ¿Qué hacéis con ellas?

Después de dedicar tiempo a esa reflexión, Jaime presentó la ONG Videssur, el objetivo que se persigue con todas y cada una de las actuaciones que desarrolla a lo largo del curso, sobre todo la campaña de apadrinamientos, actividad donde participan muchos de los alumnos.

Era el momento de presentar la experiencia del pasado verano en tierras indígenas de Costa Rica, en Meleruk, uno de los poblados de los Bribri, con los que Jaime compartió su Misión. La experiencia se divide en tres momentos, la primera semana donde vivió momentos de inserción cultural, conocimiento de la vida, espiritualidad, estilo de vida, de la cultura Bribri. Días de mucho trabajo y recorrer kilómetros en busca de conocimientos.

La segunda semana, el trabajo se centró en la escuela de Meleruk, donde Jaime realizó experiencias de trabajo en el aula con los chicos/as de primaria.


Los últimos 15 días, el proyecto de construcción de un huerto escolar. Días de mucho calor, y duro trabajo con el objetivo de enseñar a los jóvenes de Meleruk, la posibilidad de cultivar su propio Huerto. Un huerto con un nombre muy significativo: Huerta Vides San Juan Bosco – Jerez-Meleruk.

Una bonita experiencia de un mes, que aún continúa con distintos proyectos con los jóvenes de Meleruk y que seguramente se verán impulsados con la experiencia que Kike, animador de la casa de Sor Eusebia, realizará este verano también en Costa Rica.

Jaime terminó su experiencia  anunciando  que “Todos somos Misioneros, porque todos tenemos miles de misiones que cumplir…desde que nos levantamos, en casa, en la escuela, con los amigos”.